miércoles, 22 de marzo de 2017













Me podrán robar tus besos, tu lengua no.
lo que escribes,
lo que rimas,
lo que luego cantas,
el color de tu acento
el calor de tu voz.

Eso es mío. Eso es tuyo. Eso has dicho.Ay, amor.

Me podrán robar tus besos, que lo hagan. Tu lengua no.

Que me roben tus besos,
una y mil veces,
que yo me quedo, de lo bueno, lo mejor.






















domingo, 19 de marzo de 2017






Padre-madre y un diecinueve de marzo



La vida me ha dado la oportunidad de tener dos papeles en la vida de mi hijo,
y he descubierto que en realidad no lo eran; se trataba de uno solo, solo que yo me había creía que había cosas que eran en exclusiva para mí, o más naturales, o más nosequé de una madre y otras en las que no participaría tanto. Un error, claro.

Un error del que me han ido rescatando el día a día y el avance incansable de mi hijo: tocó espabilar y no atender al  género de ninguna batalla, y haciendo recuento de bajas, a día de este diecinueve, he de reconocer que he salido bastante airosa de muchas de ellas, que no de todas, por supuesto: para ello tendría que haber sido madre, padre y superhéroe. Y estos últimos son más bien cosa de cuentos.

He sido un binomio más o menos acertado, sé que los errores han ido precedidos de las mejores intenciones, y eso aunque no consuela, al menos amortigua el golpetazo y el dolor de los chichones.

Padre-madre, madre-padre, lo que os toque, que todo vale y todo está  bien salvo tenerse miedo .

La vida, que se las sabe todas y ha sido muy generosa conmigo.



































Me gustas,
pero no todos los días,
que yo ando muy ocupada con lo mío y su desorden,
que tengo mucho catalogar,
preguntas,
dudas,
las páginas que aún me quedan por escribir
y los nudos en los que me enredo.


Te gusto,
pero no todos los días,
que los hay en  los que cuelgas el cartel de no molestar,
pliegas la escalera de caracol que lleva hasta tu puerta,
y desatas tu propia tormenta.


Me gustas
y los días pares te escojo,
me asomo a tu día a día
y te pido café y recreo.


Es una suerte que los días pares tú también me escojas
y me digas que sí.

Y nos sabe a gloria este descanso,
y desplegamos el sol para sentarnos cerca.


Somos de este tipo de historias que no salen en los cuentos.







































En la búsqueda de uno mismo no vale tenerse miedo.
























sábado, 18 de marzo de 2017










Hoy,
que me levanto a flor de piel,
tan solo puedo regalarme instantes,
respirar hondo y no esperar nada más.


Hoy, que la vida va a pesar mucho
o a flotar ligerísima.


Filo cortante y caricia.


Veinticuatro horas
de andar descalza
y la mirada atenta de piel adentro.












miércoles, 15 de marzo de 2017

domingo, 5 de marzo de 2017


 Imagen: Carmen Quinteiro



Por un mundo
donde ser pleno sea la meta,
el derecho,
la bondad con uno mismo y con el otro.
Por un mundo amable y cuerdo. Poco más.

Feliz día.










sábado, 4 de marzo de 2017











Me gustas y no sé si te has dado cuenta. Pero yo lo sé y es suficiente.

A veces me imagino compartiendo desnudez y cobijo contigo.

A veces imagino que te confieso lo mucho que me gustas.

En ocasiones la distancia se acorta a la medida de una mesa y un café.

Me gustas y no es raro, nada raro, que yo me entretenga mirando al cielo .

Me gustas,
y siempre, 
créeme, 
siempre que tú me miras, yo soy sonrisa.










domingo, 26 de febrero de 2017

miércoles, 22 de febrero de 2017







El único temor es que la celda venga de dentro,
que el límite sea mi propio encuadre.

Por eso huyo -puedes verme-
saliendo del espejo,
corriendo lejos.

Que nunca es tarde
si se trata de una misma y de sonrisas.




Imagen: Juan Cella