miércoles, 4 de abril de 2012

La decisión (micro modificado para la 2ª Jornada de microrrelatos indignados)




Y no te soporto ni un minuto más –añado mientras me abro el pecho a la altura del corazón y la arranco tirando con fuerza.
Cae sobre la mesa: blancucha, algodonosa y con forma de patata. Me sorprende, la verdad: no imaginaba que las conciencias fuesen así. Y mucho menos la mía; hasta parece inofensiva, con la guerra que me ha dado.
Termino de anudarme la corbata y me miro al espejo. Hoy ejecutaremos otro desahucio. Sonrío: ni el ahogo en el pecho, ni el temblor en las manos. Ya era hora: sin duda, he tomado la decisión correcta.

14 comentarios:

  1. Los ejecutores: policías que solo "obedecen"; funcionarios "que ejecutan órdenes". Lo dices muy bien, se quitan la conciencia, solo obedecen. Me gustaría ver a un presidente de banco o político bajando a pie de calle a hacer el trabajo sucio.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Ximens. Sí, quizá si los jefazos tuviesen que hacer el trabajo sucio, quizá no tomasen las decisiones tan a la ligera; o quizá sí, quién sabe :P
    Gracias por acercarte a mi rincón.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Sí, me imagino que debe ser así, de otra forma no puedo comprender esa sinrazón que no para. Muy bien contado.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Elysa. Yo sólo he tratado de encontrar algo de sentido a esa sinrazón; y no creas,sigo sin entenderla ;P
    Besos y muchas gracias por acercarte a mi rincón.

    ResponderEliminar
  5. Esta descripción de la conciencia es realmente buena y acertada... un micro que invita a sonreír pero que va en serio... ¡muy bueno! Dominique

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Dominique!Y bienvenida a mi casa. Espero que vuelvas, de cuando en vez ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por participar.

    La conciencia que hoy en día tiene el interés muy bajo pero en la que siempre es bueno invertir. Irónico y acertado tu micro.

    Te esperamos en la última jornada.

    Nos vemos en la alambrada

    ResponderEliminar
  8. Todo lo que sea aportar una mínima parte, merece la pena. Vuelvo a darte mi más enorme enhorabuena por tu iniciativa, Miguel. Gracias por el esfuerzo, además, que supone coordinar tanto relato.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Miguel (el antiguo)8 de abril de 2012, 17:59

    Te ha quedado muy bien, Ma... digo Carmen. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  10. Je,je. Gracias, Miguel.
    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  11. eyy cambio de look!!! muy bonito! el micro esta muy bien,me gusta especialmente el final... calificar la decision como "correcta".
    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Osmar!!! bienvenido a casa ;) me alegro que te gustase el final; sí, lo peor de todo es que considerase esa decisión como la correcta.
    Anímate, aún queda un jueves de microrrelatos indignados para mayo!!
    Besos y mil gracias por tu visita!

    ResponderEliminar
  13. Perfecto, Carmen. Mira en lo que nos tienen todo el cúmulo de decisiones correctas, las únicas, las inevitables, las...

    Un abrazo indignado :-)

    ResponderEliminar
  14. Mil gracias, Jose Luis. Las decisiones suelen ser las que más nos convienen y por desgracia, cada vez menos veces, las que convienen a los demás(Y si eso sucede, ya es más una coincidencia que otra cosa); aunque mira, qué quieres que te diaga, yo veo que cada vez somos más los que queremos que las cosas cambien y eso me tiene felizmente indignada ;)
    Así que a seguir tecleando!!
    besos para ti ,

    ResponderEliminar