miércoles, 2 de mayo de 2012

Microrrelatos indignados


Una jueves más, me apunto a dibujar un micro que invite a reflexionar y que ayude, aunque sea mínimamente a que todos nos comprometamos un poco más con esta realidad que nos está ahogando a pasos agigantados. 
Vaya este micro mío a elogiar a todos esos niñ@s y niñas que, dentro de unas familias que están viviendo auténticos dramas, son verdaderos héroes tratando de adaptarse a una realidad que también a ellos les ahoga. 
Un último micro indignado que busca también poner en el lector una sonrisa, aunque sea algo amarga.


Más ahorro

      Hay que ver lo bien que me sale: meto el aire por la nariz y lo sujeto en los mofletes  hasta que no me queda más remedio que soltarlo –y cada vez aguanto más segundos-. Laura se ríe y dice que me pongo feo y muy colorado.
 Yo no le hago caso: para cuando los señores políticos esos nos recorten hasta el aire que respiramos –como le dijo mamá al carnicero – ya veremos  quién se ríe más de los dos.

11 comentarios:

  1. Y si no lo recortan, lo harán pagar. Se sacarán de la manga un impuesto de reciclaje de aire en las ciudades y se quedarán tan anchos. Casi que mejor nos vamos al campo a respirar aire puro y libre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adrián, sshhhh... no les des ideas
      Y lo de irnos al campo, me parece de lo mejor que podemos hacer con nuestras familias y amigos; es siempre de lo más terapéutico. Con la que está cayendo, es una opción perfecta ;)
      Mil gracias por acercarte hasta mi casa y mil besos que te traigan por aquí otro día.

      Eliminar
  2. El muro de las prohiubiciones va en aumento. ¿Qué nos quedará cuando no nos quede ni el aire?

    Sí, he reído con la imagen del feo y colorado... Muy buena :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose Luis!
      No sé, pero tiene razón Adrián; cualquier día se sacan de la manga un impuesto de gasto de oxígeno y a más de uno nos tocará hinchar los mofletes y ponernos colorados ;P
      Gracias por tu visita y un abrazo libre de tasas.

      Eliminar
  3. A mí también me preocupa mucho lo que puede pasar por la cabeza de esos pekes... no solo son testigos mudos, están implicados y mucho. Un abrazo Dominique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dominique! qué bueno leerte de nuevo!
      No imaginas hasta qué punto están tocados nuestros niñ@s; trabajo con ellos (soy profe de educación infantil) y no veas la de dramas que estamos viviendo...
      Besos y bienvenida de nuevo!

      Eliminar
  4. Hola Carmenciña, no te vayas a creer que me olvidé de ti.

    Me encantan tus micros de niños por la naturalidad y porque son creíbles. Y es que alguien sensible y observador como tú lo absorbe todo como una esponjita de emociones.


    Abrazo y besín

    PD Ya puedes ir preparando 2 0 3 0 4 micros(y una semblanza) que el lunes te hago un explorando....

    ResponderEliminar
  5. Rosaniña, guapa; ya sabes que te quiero un montón. Gracias por esta iniciativa en la que os habéis pegado un curre de los buenos. Ha sido una cadena de satisfacciones difícil de aceptar que se termine; ya podéis discurrir para que esto continúe...
    Me pongo con lo de los micros :) Con la ilusión que me hace!!

    ResponderEliminar
  6. Qué micro indignado tan tuyo Carmiña :-)
    Con esos pequeños tan tiernos ensayando para aguantar, madre mía, la que nos espera.
    Me ha gustado mucho, mucho, como siempre, sin tremendismos y directo al corazón. Hoy he dejado mi "descanso" durante una horita por venir a veros y lo estoy disfrutando de lo lindo :-)
    Muchos besitos

    ResponderEliminar
  7. Rocío! no sabes lo bien que me saben estas visitas tuyas: agua fresca con un toque de burbujas chispeantes. Sin duda, de lo mejor ;)
    Gracias por leerme; vuelve cuando quieras; sabes que dejaré la puerta entreabierta. Besos, mi niña!!

    ResponderEliminar
  8. Es muy creible la voz de el niño y mejor se va preparando porque a este paso pronto nos robaran hasta el aire.

    Besitos

    ResponderEliminar