miércoles, 5 de diciembre de 2012

Buenas noches: 

Sigue haciendo frío. Eso es bueno para escribir: yo soy de las que me enredo hasta con las alas de las mariposas que pasan. 
Así que aprovechándome de esta bajada térmica y de la ausencia de tráfico aéreo que ésta provoca,  os dejo sobre la almohada un micro, muy micro,  de esos que me gusta teclear.
Espero que disfrutéis leyéndolo tanto como yo lo he disfrutado al hacerlo.
Besos y un achuchón por haberos acercado hasta mi lareira.









                                   
Batallas

El teniente nunca llegó a cruzar el umbral, o quizá sí, pero yo no podría  saberlo. Él imbécil de mi hermano había arrancado la última página del cómic.
Y todo por haberme chivado  de su cero en Lengua.



No hay comentarios:

Publicar un comentario