lunes, 18 de febrero de 2013



Buenas tardes: hoy me refugio más temprano en mi lareira; no puedo esperar al anochecer para entrar en casa porque tengo que hacer los deberes, si no, mi profe de relato breve me va a tirar de las orejas (me quedan dos días para entregar un texto que todavía tengo emborronadísimo). 

Como no me va a quedar otra que teclear buena parte de las horas que se avecinan, os pongo sobre la mesa uno de los dos microrrelatos que envié ayer a concurso, para que os acerquéis a mi hogar y merendéis conmigo. Así no me sentiré tan sola ;D
Besos que os animen a visitarme.




La amenaza

Desde la habitación de su hermanita y a la luz de la linterna, Javi pasa revista: de frente, en la puerta de entrada, ha colocado el coche de policía; ante la puerta del baño, ha dejado el barco pirata; entre la puerta de la cocina y la del salón ha sentado al tigre de peluche y haciendo guardia en la puerta de la habitación de su madre, ha alineado el avión de combate, todos los indios, el tiranosaurio rex y el muñeco de la capa azul con superpoderes. 
Por si vuelve.


No hay comentarios:

Publicar un comentario