miércoles, 20 de marzo de 2013

Mi participación en la 2ª Convocatoria de la PRIMAVERA DE MICRORRELATOS INDIGNADOS


"La forma de enfocar la realidad de los más pequeños: siempre sacando las diminutas ventajas de las peores situaciones." 





La mirada infantil


Nos vamos a mudar a un trastero. A mamá esta noticia la ha puesta tristísima: hay que ver la de veces al día que la oigo llorar en voz baja preguntándole a papá  por qué nos ha tenido que pasar esto.
No sé, pero yo no creo vaya a ser tan malo: mi amigo Luis, desde que les quitaron la casa, vive en el que les prestó un vecino y dice que algunos días mola, sobre todo en los días en los que arriba en la calle, llueve y los otros niños no pueden salir al parque a montar en bici:  allí abajo sí que puedes jugar con ella por todo el garaje del edificio –subiendo y bajando por las rampas- la tarde entera.

12 comentarios:

  1. Una voz envuelta en inocencia infantil que nos clava un daga en la conciencia, Carmen; porque -al menos para mí- la metáfora del subsuelo me habla de lo fácil que olvidamos lo que no vemos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro.
      Sí, para mí ese submundo que se está conformando con el paso de los meses, es lo que más me inquieta.
      Ojalá que con iniciativas como ésta podamos contribuir a que este tipo de situaciones se contemplen desde el balcón de la naturalidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Bendita inocencia! le permite ver lo bueno de esa situación tan triste y real.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Elysa: sí, menos mal que ellos capean el temporal con esa forma de ver el lado más "práctico" de las cosas. Menos mal.
      Un beso y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. ¡ay¡ las miradas inocentes, cuánta crueldad esconden por la situación que describen.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. lo terrible de estas situaciones es que los niñ@s ya están metidos de lleno en ellas. Trabajo en un colegio, Elena, y no sabes la de cosas que contemplo por allí en los últimos tiempos...

      Eliminar
    2. Gracias y un beso, Elena, que me los había dejado atrás ;))

      Eliminar
  4. Pues no sé, a mí me ha recordado a Anna Frank, es lo que tienen los desvanes, sótanos, y todo tipo de dependencias escondidas...
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esperemos que no vuelvan situaciones como la vivida por Anna.
      Lo de los sótanos es terrible, Ana, pero por desgracia, ya es real: el micro nació de lo que he visto en el trastero de mi vecino de garaje: un hombre duerme allí y se va por las mañanas. Terrible.
      Un abrazo y gracias por acercarte hasta mi rincón.

      Eliminar
  5. BendITA inocencia. Muy bello y terrible.Un abrazo.Gloría Arcos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gloria, me alegro que te haya gustado, aunque alegrarse quizá no sea la palabra más adecuada en este caso.
      Un abrazo y espero leerte por aquí de nuevo ;)

      Eliminar
  6. Felices los niños y sus miradas. Lo que cuentas es cierto. Es el círculo de amigos y familiares los que por ahora están frenando que no haya revuelta popular. Pero va a estallar. Nos vemos en las alambradas.

    ResponderEliminar