lunes, 8 de abril de 2013


Hoy es una de esas noches en las que aparezco por mi lareira tan sólo para colgar en el tendal un micro, el último  que vuela a Relatos en Cadena. Vaya frasecita nos han dejado esta vez.
Volveré pronto, aún tengo que dejaros el enlace para que me podáis escuchar en Wonderland: ains, cada vez que lo recuerdo,  aún se me alborota la melena ;))
Feliz noche. 
LLueve de lo lindo fuera. Quizá es que la primavera no tenga ganas de visitarnos. Habrá que decirle lo mucho que la echamos de menos.
Besos.



En cadena
   
-Y tú para de leerme la mente, maleducado  hijo de perra – le murmura al muñeco que se aleja por la cadena de montaje con esos ojos azules y tan abiertos, riéndose de ella.  De nada vale que les ponga a toda velocidad  brazos, piernas y ojos. Uno tras otro tienen los minutos suficientes para robarle los pensamientos. La mente. Dejándola  en el abismo del miedo. Al borde de la nada.
 Angustiada, busca el reloj sobre la gran pared blanca. Cinco minutos y saldrá para su casa. Allí estará el último. El que espera atado en el trastero. Al que  arrancará ojos, brazos y piernas. Recuperándolo todo.

4 comentarios:

  1. Segundo intento de dejar el comentario en su sitio y que no se escape por las rendijas del blogger.

    Te decía que este es un micro futurista con un alma inyectada de venganza, Carmen, que me gusta y que -lo que creo que es aún mejor- considero que está dentro del espectro de preferencias del jurado.

    Mucha suerte en el concurso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Pedro.
      El micro, a pesar de tus buenos deseos, no llegó a la cumbre de Rec. Da igual, el horizonte está lleno de cumbres desde yo estoy asomada y lo enviaré a escalar alguna que otra montaña más.
      El micro nació de contemplar el otro día un documental sobre el trabajo de unas mujeres en una fábrica: me puse en el lugar de ellas y supe que si yo me viese en su lugar, acabaría con los pensamientos enmarañados y el alma con afán de venganza. Justo lo que supiste destilar en tu lectura. ;))
      Mil gracias por acercarte a mi lareira. Da gusto tenerte cerca.
      Muacs!

      Eliminar
  2. Ahora sí que estamos encadenadas......mi final con tu principio. Suerte y a ver si nos vemos a final de mes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arantza, gracias por tu deseo de encadenarme a el final de tu micro. No hubo ocasión esta vez; es lo mismo, seguro que seguiremos intentándolo, ¿verdad?
      Te deseo lo mejor en la final mensual ;)))
      Mil besos.

      Eliminar