jueves, 18 de abril de 2013

MI APORTACIÓN A LA 2ª JORNADA DE MICRORRELATOS INDIGNADOS

















Mucha gente pequeña,en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas,puede cambiar el mundo.  (Eduardo Galeano)
Estoy a cien metros de la llegada al peaje de la autopista:  un enorme cartel anuncia que a partir de hoy, una de las cabinas de pago manual será substituída por una máquina de pago automático con tarjeta.
El intermitente de mi coche pestañea alegre, conduciéndome hacia la novedad; como hacen  muchos de los coches que vienen detrás,  como los que han ido por delante, como a los que vendrán después. Avanzando como  un rebaño de ovejitas metálicas, mansas y obedientes.
Pienso un instante: el importe es el mismo- no me descuentan nada por hacer yo misma el trabajo de pasar la tarjeta- y dudo de que la rapidez sea mayor -a ver quién le gana al vuelo hábil de las manos del empleado de autopista-.
Trato de ponerme en la mente del que ha concebido la estrategia: a mayor utlización de las máquinas, menos empleados; menos empleados, menos nóminas, menos nóminas, más beneficios. Muchos más. Retorcidamente fácil.
Vuelvo a poner el intermitente. Salgo del rebaño y me paso al carril de al lado. Directa hacia la cabina donde está uno de los empleados.Poniendo mi minúsculo grano de arena.


2 comentarios:

  1. Invitación - español
    Soy brasileño.
    Pasei acá leendo , y visitando su blog.
    También tengo un, sólo que mucho más simple.
    Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
    A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
    Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
    Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
    Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
    para ti, un abrazo desde Brasil.
    www.josemariacosta.com


    ResponderEliminar
  2. Da gusto leerte. Ingenio bien trabajado. Un coche bastante tierno, crítico y terco. Qué afortunado el mío que viaja por autopistas sin peajes...

    ResponderEliminar