miércoles, 24 de julio de 2013

Cuando una se equivoca, es bueno ponerle un remiendo al error con urgencia, así que aquí estoy para modificar el listado que os colgué ayer en mi tendal: olvidé un premio -ya os dije que esto de presumir no se me da nada bien-. 


Museo de la Palabra: soy una de las finalistas ;))). 
22.571 micros presentados, 300 finalistas y yo...estoy ahí. Y aunque todavía no se sabe nada del desenlace final, yo ya tengo mi premio, mi reconocimiento y el beso de los míos. Así que, eso, que ya  tengo más premios que los que se pueden contar con los dedos de una mano.

Que tengáis un día espléndido. Aquí, por mi Pontevedra del alma, el cielo se ha llenado de nubes: habrá que soplar con insistencia para ver si se apartan un poco...

No hay comentarios:

Publicar un comentario