viernes, 26 de julio de 2013

Tremendo.
 Cuando suceden cosas así, el silencio lo inunda todo: tan sólo esquiva por qués y sufrimientos, que, ajenos a su paso, palpitan  en carne viva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario