miércoles, 7 de agosto de 2013

Esta noche, mis palabras vuelan al lado de Sara.

Mi niña de los ojos color  miel,
aguantas sus insultos velados por lágrimas falsas,
soportas la basura que carga sobre tu espalda
adormeces los gritos que enreda en tu pelo, 
y acaricias los desaires que rasga en tu piel.
Eres fuerte cargando con semejante inmundicia.
Ojalá puedas lograr no ser tan generosa 
y decidas no seguir eligiendo semejante carga amanecer tras amanecer.
Ojalá.





2 comentarios:

  1. Q bonitas y sabias palabras me encantan

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Fabi.
    Felíz noche y mil gracias ver acercarte hasta mi rincón. Muacs!

    ResponderEliminar