viernes, 7 de febrero de 2014


DIJE QUE NO MORIRÍA POR TUS HUESOS. ME CALLÉ LO DEL INVIERNO QUE YA HELABA LAS PALABRAS QUE TE ESCUPÍA MI BOCA.

2 comentarios:

  1. Hasta dónde llegaría ese hielo. Espero que el corazón se deshiele en primavera y todo vuelva a florecer.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué calorcillo da el tenerte por mi lareira ;)
      Gracias, Ana; me alegro que te haya gustado como para escribir unas letras.
      Mil besos que te lleguen ahí, donde los corazones no están tan congelados como por estas tierras.

      Eliminar