lunes, 24 de febrero de 2014


La palabra exacta

-Yo... -le dijo él dudando entre un frágil "me gustas" y un temido “ te quiero”-.


-Yo... -repitió indeciso-.

Entonces ella se le adelantó y con la velocidad que conceden algunas certezas, le susurró sobre los labios: yo, a ti, te amoro.







No hay comentarios:

Publicar un comentario