jueves, 27 de marzo de 2014




Conexión

Sucede en cualquier momento del día,
cuando orilla hasta mí su recuerdo
y se bebe -por un instante-el aire que necesito 
para llenar mi pecho . 

Sucede en cualquier momento del día,
cuando orilla hasta mi piel su aliento
y desnudándome de razones,
me viste de latidos.

Y es en cualquier momento del día que
dejándome tan sólo
vestida con el deseo de enredarme en su boca
y en su cuerpo,
todo cobra, por fin, sentido.




No hay comentarios:

Publicar un comentario