jueves, 3 de abril de 2014


Así fue



Sin saber muy bien el por qué, ella le pidió que no desvistiese nunca el misterio que tanto le atraía de su mirada. 
El día que él lo hizo, ella - entendiendo entonces el porqué -, dejó de salir a su encuentro.






2 comentarios:

  1. Últimamente pienso mucho en esto. Sin saber el porqué.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Quizá sepas el porqué. Lo que no entiendes es el por qué no te lo piensas en voz alta.
    Besos, Ana.
    Es broma, claro.
    Mil gracias por tu visita ;D

    ResponderEliminar