martes, 8 de abril de 2014







FRASES HECHAS




Le deseé que tuviera un buen turno mientras se ponía el bolso: ahí estaba yo con mis cosas embaladas en la puerta y deseándole, absurdamente, una buena noche de trabajo, como si fuésemos a vernos por la mañana; agotando los segundos que nos quedaban juntos con otra frase hecha... habíamos llenado nuestros últimos meses con ellas: era lo único que no nos quemaba en la boca cuando nos hablábamos.
Por un instante, temí que dijese algo distinto. Pero no; entró y salió de la cocina y con aquel “ya bajo yo la basura” salió dando un portazo y manteniendo inalterable el caos de aquella despedida.





2 comentarios:

  1. Enhorabuena por la mención en Wonderland. Esta tarde Ana Vidal me ha recomendado tu blog y leyendo un poco, me he encontrado con esta frase que me resulta tan familiar, pero lo que me ha sorprendido al leerlo es que no ha sido la primera vez ¿tal vez en despojos de Rec? o en facebook comentado por Ana. No lo recuerdo, pero me gusta mucho.
    Encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Juancho.
      Bienvenido a mi lareira.
      Sí, lo publiqué en Despojos por eso te suena.
      Un abrazo y vuelve o mejor...quédate ;)

      Eliminar