sábado, 7 de junio de 2014







CONEXIÓN
No tuvo nada que ver con una frase inolvidable
o con aquello que más de un@ sueñan que el otro pronuncie para enamorarse.
Fue aquel "me llevo muy bien con mi soledad" 
-que hasta entonces nadie entendía en mí-
con el que tuve la certeza
que en aquella boca y en lo que tuviese que decir
era por donde yo quería pasearme.







No hay comentarios:

Publicar un comentario