domingo, 17 de agosto de 2014










Imagen: Gustavo Marshall

Con las sillas 
en las que nunca
llegamos a sentarnos
fui llenando el vacío
de lo que nunca 
nos atrevimos a decirnos. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario