jueves, 4 de septiembre de 2014










Dispuesta a bailar sobre las olas,
no entiende de alturas,
de distancias, 
ni de miedos. 
Aún no.
Aún es pronto
para haberlo escuchado las veces suficientes.

Dispuesta a bailar sobre las olas
y a besarle toda la plenitud
a la palabra infancia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario