miércoles, 24 de septiembre de 2014





LETRA Y MÚSICA




Este otoño llega cálido.
Lo leo en mis versos,
que se enredan
en tus pentagramas.

Persigo tus suspiros,
juego a adivinarte en el aleteo de mi vientre
e imagino el reflejo
de la lengua de tu voz.
Quizá aún estés cerca.

Paredes blancas,
sábanas
y la sal que recuerdo.
Demasiada sed.

La ventana que se abre
trae la noche
con sus nueve lunas.
y tus cuatro iniciales.

Tus cuatro iniciales
mis cinco razones
y la única que me importa.
Tú.

Vuelvo a bailarte
descalza.
Dejo atrás mi sombra
y la rima de cualquier tregua.
Salgo a buscarte, 
desnuda a manos llenas
y cálida,

como este otoño
que
ya
nos 
llega.




No hay comentarios:

Publicar un comentario