domingo, 14 de septiembre de 2014













Que nunca me falte un latido de los tuyos.
Ni la luz que dibujas.







No hay comentarios:

Publicar un comentario