domingo, 26 de octubre de 2014








TRAVESÍA




Cuánto yo
Encierra un tú. 
A la deriva.
Cuánto de ti
habita en mí. 
Celda,
refugio,
mal presagio.
Mar de fondo,
superficie que no alcanza
la vista.
Y nos hundimos.
Sobran razones.
Mil excusas.
Cae la noche
y no he llegado a isla alguna.
Suelto lastre. A ti, no.
El océano reclama
nuestro contorno
sin que haya un nosotros.
Vuelco el fondo
para salir a flote.
No encuentro rumbo.
Oscuridad.
Sal en la boca.
Tú arrancas tu parte en mí.
Seremos náufragos. 
Ambos lo sabemos.
Quizá alguno de los dos
alcance tierra.
Me miro.
Nada de mi en mí. 

Y tú, te alejas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario