domingo, 21 de diciembre de 2014








Escribo.
palabra tras palabra.
no es que salgan
ni a borbotones,
ni dibujando una cascada
desde aquí dentro.
No, 
son ajenas,
no son mías, 
vienen de lejos,
de otras bocas que ya las dijeron,
de otros ecos.
sólo que ahora
buscaron refugio
en la llanura de mi boca
y yo me encargo de sujetarlas
al vuelo de mis labios;
las invito a descansar sobre el papel,
las desnudo,
las acaricio.
Y ellas, simplemente, se dejan.





No hay comentarios:

Publicar un comentario