martes, 23 de diciembre de 2014












No es cuestión de matar el tiempo. 
Se trata de que lo llenes de vida. Y que sea de la tuya.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario