sábado, 21 de marzo de 2015







Contigo es distinto.

Es otra forma de viajar en la vida,
de no llevar la cuenta de los meses 
en los que no nos vemos
pero sí de los instantes 
que van sumando luz
cada vez que nos recuperamos en un abrazo.

Contigo,
ajeno a fechas
o al baile de las agujas del reloj,
a distancias en kilómetros,
estadísticas 
suposiciones,
teorías,
teoremas.

Qué sé yo.

Contigo, inexplicable.Sí.

Pero sobrevive
a todas esas realidades,
a cualquier etiqueta,
e incluso a la realidad de 
nuestras prosas diarias.

Contigo es así.
Y late con fuerza.






1 comentario: