sábado, 14 de marzo de 2015















Porque además de desvestirse, hay que desnudarse.
Y si no, no merece la pena.








No hay comentarios:

Publicar un comentario