viernes, 15 de mayo de 2015









Les animo a que pinten esta plaza de la ciudad.
Tienen seis años.
Un "no puedo" general unido a una cara de susto lo ocupa todo de pronto en la clase.



Claro, tienen seis años y ya han aprendido con eficacia ciertos miedos. Vale, toca desaprender entonces:

Me acerco a la pantalla, les voy marcando con el dedo índice el perfil de lo que aparece en la fotografía y les pido que se fijen con calma: ahí sólo hay rectángulos, triángulos, semicírculos y cuadrados. De distintos tamaños y disposición, sí, pero sólo esas formas geométricas.Y eso lo saben hacer de maravilla, les recuerdo.

Luego les dejo, con su folio en blanco y la tranquilidad de esa certeza guiando sus lápices.

El resultado -os dejo una pequeña muestra- es una delicia.

Ya no va a haber plaza en esta ciudad que se les resista.




 








No hay comentarios:

Publicar un comentario