jueves, 4 de junio de 2015





SUCEDE


Te busco,
te cuento,
me escuchas,
me hablas.

Y entonces sucede
y ya da igual
la aleación y el filo de mi temor:
tú de un lado 
y yo del otro,
le vamos dando la curvatura suficiente
hasta convertirlo en una sonrisa.








No hay comentarios:

Publicar un comentario