jueves, 23 de julio de 2015













Lo mejor que puedes hacer con un príncipe
es practicarle el boca a boca. Siempre y cuando no esté ya demasiado azul, claro.















No hay comentarios:

Publicar un comentario