sábado, 11 de julio de 2015



-Y no intentes escabullirte, que no te va a servir de nada -le grita Fran al pez que hemos enterrado en la arena, cerca la orilla. Yo le digo que a lo mejor, ahí metido, va y se muere.

- Qué va, tío, que los peces tienen bronquios o ¿no lo sabes?

No, no lo sé, pero digo que sí: no quiero que Fran me llame tontolabo otra vez. Me llama tontolabo y me dice eso de que como aún tengo siete años, no me entero de nada.

Es que él ya tiene ocho, y claro, la de cosas que sabe. La de planes que se le ocurren. Lo rapidísimo que corre. Y cómo chuta de fuerte. 

Su cumple fue el miércoles, pero caray, ya es que se le nota una barbaridad.











No hay comentarios:

Publicar un comentario