miércoles, 5 de agosto de 2015















DECIR O NO DECIR

Hay palabras que deben quedarse amarradas a puerto cuando sopla temporal. No todos los naufragios merecen la pena.














No hay comentarios:

Publicar un comentario