viernes, 28 de agosto de 2015










No perdamos la perspectiva: somos maravillosamente imperfectos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario