sábado, 15 de agosto de 2015












Sin instrucciones, así llegan.
Y se supone que vienen de nosotros:  fíjate, de nosotros, que muchas veces ni sabemos dónde estamos.
Qué difícil.


            Qué pequeños son y qué grandes nos quedan.










No hay comentarios:

Publicar un comentario