martes, 8 de diciembre de 2015
















PATERA
Las besa con suma conciencia para no equivocarse entre tantas cabezas. Puede que sea la última vez que besa a sus niñas pero la idea ha dejado de dolerle hace días.
Ellas, ajenas, juegan a sacar con un pequeño vaso de plástico el agua que va entrando gota a gota en la balsa.
Y ella, jugando también a no morir, les dice que cuando lleguen, ya verán, van a ira comprarse un vestido nuevo y un helado.


Microrrelato finalista y ganador ayer en Relatos en Cadena, de la Cadena Ser.












2 comentarios:

  1. ¡Enhorabuena, Carmen! Precioso relato, la verdad es que los niños consiguen teñir de inocencia hasta la situación más terrible. ¡Un abrazo grande y feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, LUz!!! qué bueno leerte por aquí!
      El relato es duro, pero lo realmente descorazonador y duro debe ser ese otro relato que sí sucede realmente y que pr desgracia podemos ver en la tele día a día. Ojalá se acaben ese tipo de historias.
      Gracias por estar ahí! un abrazo muy grande.

      Eliminar