sábado, 6 de febrero de 2016












Pañuelos,
testigos,
confidentes
uniendo distintos acentos
pero mismos miedos.

Urdimbre de tempestades y tragedias.


Pañuelos,
puntada a puntada,
sin intersticios;  
defensa
alambrada;
y nunca suficiente.

Pañuelos,
cómplices que desdibujaron
mujeres 
entre caricias de algodón.

También ellos guardaron silencio.

Pañuelos,
ahora bandera
denuncia y muro
que grita las voces que antes callaba.

Por qué no antes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario